eng

JIMENA SALDAÑA: “LAS MUJERES COMO NUNCA SOMOS ESCUCHADAS Y CUMPLIMOS UN ROL MUY IMPORTANTE EN PANAM SPORTS”

La destacada dirigente deportiva mexicana, hace un repaso de lo que ha sido su vida en torno al deporte. Desde sus inicios en ACNO en 1984 hasta hoy que se desempeña como 1era vicepresidente del Comité Olímpico Mexicano y 2da vicepresidente de Panam Sports.

Desde Washington, Estados Unidos, nos habla entre otras cosas, del rol de la mujer en el deporte, de la transformación de ODEPA a Panam Sports de la cual ella ha sido parte, de sus objetivos en el Movimiento Olímpico y de las expectativas de México para los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Jimena Saldaña es de aquellas mujeres que vibra y se apasiona con el deporte. Se le puede ver sentada frente al televisor viendo cualquier transmisión deportiva; en los eventos del ciclo olímpico trata de asistir a la mayor cantidad de sedes para ver las competencias; o bien, sentada en las tribunas del Estadio Azteca con su camiseta puesta y una bandera en su mano, alentando a su querido equipo de fútbol “Cruz Azul” junto a sus dos hijos.

Trata de no perderse partido de “La Maquina Cementera”, pero los viajes por su labor como dirigente deportiva muchas veces le impiden asistir a ver una de sus tantas pasiones. “Es un amor que me la inculcó mi bisabuelita. Ella era fanática del Cruz Azul y desde muy pequeñita yo fui al Estadio”, señala con nostalgia Jimena Saldaña.

El Movimiento Olímpico y todo lo que lo rodea, también representa una pasión en su vida. Aunque reconoce va más allá de lo que ella siente por el fútbol.

“El olimpismo es una filosofía de vida. Los principios olímpicos, el visitar una villa y el cómo los jóvenes viven este espíritu, creo que eso no te lo da ninguna actividad en el mundo. El ver la competencia sana y el compañerismo es una emoción, una pasión indescriptible”, agrega, indicando que este amor incondicional nació “con todo el fervor que se dio en México en el año 1968 cuando fuimos sede de los Juegos Olímpicos”.

SUS INICIOS EN EL OLIMPISMO

Estando recién egresada de Ingeniería en Sistemas de Computación y buscando trabajo en avisos clasificados de un periódico, encontró la posibilidad de trabajar en una Asamblea de ACNO en la capital mexicana. Ella sabía idiomas por lo que fue contratada de inmediato y una de sus primeras funciones fue dirigirse a la oficina de Don Mario Vázquez Raña, porque el aquel entonces Presidente de ACNO, necesitaba alguien que hablara francés. Nunca se imagino que, a partir de ese día, iniciaría una vida en torno al deporte y en especial, al Movimiento Olímpico de las Américas. Corría el año 1984.

Tras ACNO, la contrataron por algunos meses en el Comité Organizador de los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987 y a su regreso, ya le tenían todo preparado para que se uniera a la Organización Deportiva Panamericana, ente que la vio crecer personal y profesionalmente, transformándose en la mano derecha del presidente Vázquez Raña y alcanzando el cargo de Secretaria General. Una experiencia enriquecedora que jamás olvidará.

¿Cómo fue la experiencia de trabajar tantos años en la ODEPA y junto a Don Mario Vázquez Raña?

La verdad es que fue sumamente positiva. Aprendí mucho. Me dio la oportunidad de conocer la alta política del deporte, pero también la gran pasión que él tenía por el deporte. Y por supuesto, los principios básicos que me han guiado en la vida como dirigente, como, por ejemplo, que el dinero en el deporte siempre se gasta en el deporte. Además de cómo seguir las reglas, solucionar los problemas, buscar los caminos, y cómo nunca perder el norte, que los atletas siempre son el centro de todas las decisiones. El siempre fue un hombre de gran capacidad de trabajo, y eso te va marcando en la vida.

El Presidente Neven Ilic siempre ha dicho que él recibió una Organización saneada económicamente, ordenada y muy reconocida a nivel mundial…

Es que tiene mucha razón. La ODEPA se fortaleció mucho. Teníamos que ser muy eficientes y el presidente Neven Ilic también fue parte de eso. No siempre fue bonanza, pero siempre se procuró que el dinero que había en la organización fuera entregado a los Comités Olímpicos Nacionales. Esa filosofía en nuestro continente siempre nos ha fortalecido y nos ha hecho marcar pauta en todo el mundo, y esa es la clave de que Panam Sports sea líder en el Movimiento Olímpico.

DE ODEPA A PANAM SPORTS: UN CAMBIO NECESARIO

Jimena Saldaña para darnos esta entrevista, nos pidió que fuera justo en la misma mañana que su vuelo aterrizaba en Washington, Estados Unidos. ¿La razón? Tendría toda la mañana libre y luego iba a estar muy ocupada porque se alista para asumir un nuevo desafío en su carrera profesional pero que prefiere no adelantar nada por ahora. “Continúo eso sí, feliz en el Comité Olímpico Mexicano y en Panam Sports”, señala Jimena.

En diciembre pasado, resultó elegida con un gran apoyo de los países miembros la 2da vicepresidente de la Organización Deportiva Panamericana, hecho que por supuesto, la llena de orgullo y emoción.

¿Cuál es su opinión de la actual Organización Deportiva Panamericana, que usted también forma parte y que está dando que hablar en el Olimpismo mundial por esta modernización del ahora Panam Sports?

Creo que Panam Sports se consolidó con la llegada del Presidente Neven Ilic. Nosotros traíamos con el Doctor Maglione y con Don Mario Vázquez Raña, otra dinámica donde no se aprovechaban todas las herramientas. Se ha dado un paso muy importante y necesario ahora. Se cambió el nombre, la imagen, la apertura mayor a que los atletas tomen más decisiones, escucharlos más. Las Comisiones antes no se utilizaban y el Presidente Ilic las utiliza de maravilla. Es ahí donde se toman decisiones, la gente se siente muy cómoda y hay mucha apertura, y con eso hay mejores resultados en esta dinámica de Panam Sports.

¿Cuáles son los objetivos que se ha trazado en lo personal como 2da vicepresidente de Panam Sports, Jimena?

Quisiera que Panam Sports continúe marcando pauta en el mundo. La presencia de la mujer siempre ha sido válido. No ha habido machismo, y eso me deja muy contenta y tranquila. Seguir innovando como lo haremos este año con los Juegos Panamericanos Junior de Cali. Somos la mejor Organización Continental y debemos seguir trabajando en post del deporte y de nuestros atletas.

¿Cuál es su opinión del importante rol que cada vez va adquiriendo la mujer en la dirigencia deportiva mundial?

Estoy convencida que las mujeres en nuestro continente abrieron brecha en el Comité Olímpico Internacional. Nunca hay que olvidarnos que las primeras mujeres que llegaron al Comité Ejecutivo fueron las venezolanas Flor Isava Fonseca y Anita DeFrantz. Ellas marcaron pauta. Nuestro continente siempre ha sido el más fuerte con la presencia de la mujer. Creo que es el camino a seguir, y ahora Panam Sports tiene un Presidente que apoya mucho a las mujeres, que las respeta y nos ha hecho sentir muy importante. Antes estaban las Comisiones de mujeres y era como ahí está para que se diviertan, pero ahora no. Se ha visto una gran diferencia, se ve mucho trabajo y más mujeres interesadas en formar parte de esta gran familia.

¿Cómo se proyecta en el movimiento Olímpico, Jimena? ¿Le gustaría llegar a ser Miembro COI por ejemplo?

Sí, por supuesto. Es una aspiración de todo dirigente deportivo. Siempre ha sido un orgullo porque ahí puedes incidir en lo que va a ser el futuro del olimpismo. Aunque, igual creo que desde cualquier trinchera puedes aportar y ayudar para el desarrollo del deporte en el mundo. No me siento lejana al COI. No necesitas llegar ahí para aportar al deporte mundial, pero sí reconozco que me encantaría ser parte de ese selecto grupo.

¿FUTURA PRESIDENTA DEL COM?

México es uno de los países más afectados por el COVID-19 en el continente, tanto en el número de contagiados como en el de fallecidos. El deporte no ha estado ajeno a este difícil momento.

En la actualidad, el Comité Olímpico mexicano tienen 47 plazas y 88 deportistas clasificados para Tokio 2020+1, y esperan que en los próximos meses aumente ese número.

¿Cómo ve el presente del deporte mexicano?

Ha sido muy fuerte como nos ha golpeado la pandemia. Nos hemos dedicado a apoyar a nuestros atletas clasificados y aquellos que están luchando por llegar a Tokio. Como Comité Ejecutivo del COM hemos entendido que es muy importante que nuestros atletas no decaigan, que reciban todo lo necesario para su preparación. Con unidad y trabajando de la mano del Gobierno estamos optimistas de que saldremos adelante.

¿Cuál es su análisis de la participación histórica del “Tri” en Lima 2019?

Viene una gran generación. Tanto el presidente Carlos Padilla, como todo el Ejecutivo, hemos entendido que viene una generación nueva de atletas, con una nueva visión, muy aguerrida, con una sed de triunfo que no habíamos visto.  Comenzó en Buenos Aires y Barranquilla 2018 y por supuesto, se consolidó en Lima 2019.

¿Cuáles son los objetivos trazados para Tokio 2020 + 1 sabiendo que en Rio 2016, México consiguió 5 medallas totales, 2 de plata y 3 de bronce?

Siempre hemos sido muy cuidadosos y no nos gusta hablar de las expectativas porque presiona mucho a los atletas. Serán unos Juegos muy distintos, tienen todo nuestro apoyo, y queremos entre todos celebrar todos sus logros. Sabemos que harán todo lo humanamente posible por darle una alegría a todo el pueblo mexicano y nosotros estamos trabajando para que ellos se preparen de la mejor manera.

Jimena, sabemos que se tiene que ir a su nueva oficina. Pero nos falta la última pregunta. Se vienen las elecciones del Comité Olímpico Mexicano, que están planificadas para el mes de noviembre del presente año. ¿Estamos hablando con la futura Presidenta?

Jajaja (…rie…)  Pues, en algún momento.  Yo creo que lo importante en la familia olímpica mexicana es la unidad. He platicado mucho con el Presidente Carlos Padilla, y en ese sentido, vamos a tomar decisiones de acuerdo a lo que veamos, sintamos… pero siempre hay tiempo. Y como lo he dicho siempre, uno puede ayudar al deporte mexicano desde cualquier trinchera. Yo todavía no he tomado la decisión de presentarme como candidata. Eso lo pensaré en los próximos meses.