eng

TRES CAMPEONES MUNDIALES PARA SOÑAR EN GRANDE

Ethan Small de Canadá, Valentina Toro de Chile y Rey Chinen de Estados Unidos fueron los únicos deportistas del continente que lograron medalla de oro en el Campeonato Mundial Cadete, Junior y Sub 21 de Karate realizado en Santiago de Chile. Tres deportistas que merecidamente se subieron en lo alto del podio y que sin duda, poseen un promisorio futuro en los tatami del mundo. 

Para nadie es un misterio lo convulsionado que está durante estos días el ambiente social y político en  Chile. La gente se ha volcado a las calles a luchar por sus demandas y el gobierno por su parte, ha debido tomar una serie de medidas con la policía y personal del ejército para evitar los saqueos y el vandalismo que afecta a todo el país y en especial a su capital.

Pese a esta crisis social, de igual modo se realizó en el Polideportivo del Estadio Nacional, el XI Campeonato Mundial de Karate Cadete, Junior y Sub 21, que fue todo un éxito.

En total fueron 1456 deportistas de 86 países del mundo que se dieron cita en esta competencia que tuvo a Egipto como campeón absoluto, al liderar el medallero general con 19 medallas totales: 7 de oro 4 de plata y 8 de bronce.

Para las Américas no fue del todo positivo este Campeonato Mundial ya que nuestro continente sólo logró 5 medallas en total: 3 de oro y 2 de bronce.

Las medallas de oro fueron logradas por Canadá, Chile y Estados Unidos.

En la categoría +70 kilogramos, el canadiense Ethan Small, obtuvo una histórica medalla para su país. Pro primera vez en la historia Canadá obtuvo un oro mundial Cadete en Kumite. Small derrotó en la gran final a Ibrahim Samoun de Jordania 1-0 y se coronó como el nuevo Campeón mundial de la división.

En damas en los +55 kilos,  los locales celebraron el espectacular triunfo de su gran figura Valentina Toro, quien en la final Sub21 obtuvo una contundente victoria por 4-0 a Demirtuk Gulsen de Turquía.

En la especialidad Kata por su parte, el estadounidense Rey Chinen, también en Sub 21, cumplió una brillante actuación y se quedó con la anhelada medalla de oro, la única del Team USA en este torneo. Venezuela fue la otra nación que celebró al ganar dos preseas de bronce.

Se baja el telón de un nuevo Campeonato Mundial de Karate, que estuvo muy cerca de ser suspendido, pero que finalmente, gracias a la voluntad de dirigentes y deportistas, finalmente se realizó sin contratiempos, y tuvo un éxito rotundo, con los egipcios celebrando en lo más alto del podio, y con 4 países de nuestro continente sacando cuentas alegres.